Por la fecha 27 de la Premier League, el Manchester United no pasó del empate 1-1 ante el AFC Bournemouth este sábado y se quedó con 49 puntos en la sexta posición del torneo.

No fue un buen día para los dirigidos por José Mourinho y principalmente para figuras como Zlatan Ibrahimovic y Paul Pogba, de quienes se esperaba pudieran doblegar el planteo conservador de la visita.

El equipo de Eddie Howe protagonizó un serio partido en el que trató de limitar las ocasiones del Manchester, algo que le funcionó hasta los 23′ del primer tiempo cuando Marcos Rojo abrió el marcador en favor de los locales.

Marcos Rojo celebra el 1-0. Vía Manchester United

Sin embargo, a los 40 minutos Joshua King empató las acciones por la vía del penal para calmar a los suyos, aunque solo minutos más tarde sería expulsado su compañero Andrew Surman.

En el complemento se agudizó la mala jornada de los cracks rojos pues Ibrahimovic desaprovechó la oportunidad de irse arriba desde el punto del penalti a los 72′.

Pogba, por su parte, fue el jugador con más ocasiones importantes para el United sobre el final del partido, pero nunca pudo tomar buenas decisiones que lo llevaran al gol. Así, Manchester y Bournemouth abrieron la jornada sabatina en Inglaterra.

Lee también   Afición del Dortmund reclama a Hummels su salida