En un muy buen duelo, el Manchester United le ganó por 0-1 en condición de visitante al Celta de Vigo en Balaídos, por la ida de las semifinales de la UEFA Europa League. Un encuentro muy parejo terminó decantándose para los Red Devils, que empiezan con el pie derecho.

No era una tarea fácil la visita al duro campo de Vigo, el cual ha sido casi una fortaleza para el Celta en lo que va de temporada y más en competiciones europeas. El United de Mourinho, sin Mata, Ibrahimovic o Rojo, hizo un partido táctico y ganó por pequeños detalles.

Y es que en el primer tiempo el Celta fue amo y señor de la creación de oportunidades, mientras que los ingleses esperaron siempre en propio campo para salir con contragolpes. Pogba tuvo una muy buena labor y tomó rol protagónico en las salidad rojas.

Varias oportunidades tuvo el Manchester para adelantarse en el primer tiempo, pero el arquero Sergio Álvarez fue figura con sus apariciones contra Mkhitaryan y Rashford. La fortuna española cambió en el complemento.

En un segundo tiempo mucho más aletargado, la pierna derecha de Marcus Rashford implantó lo que fue la única diferencia del juego: un golazo de tiro libre que agarró mal parado a Álvarez.

Los locales intentaron llegar al empate pero al mismo tiempo se aseguraron de no ceder facilidades atrás, evitando que un segundo gol visitante liquidara la serie. El equipo de Berizzo aceptó irse con el 0-1 y buscará remontar en Old Trafford.

Lee también   Leicester sigue su racha victoriosa y se mantiene abajo de Liverpool y City