Necesitaban ganar para seguir en la pelea por la Premier League, pero el West Bromwich mató todas sus posibilidades. Este domingo, en Old Trafford, el Manchester United perdió por 0-1 en la fecha 33 y le entregó el título al Manchester City.

En frente de su público y conociendo el resultado de su máximo rival, el United de José Mourinho salió a buscar un triunfo que los mantuviera con vida. En frente estaba el West Brom, último de la tabla y casi condenado al descenso.

Como lo indicaba la lógica, los Red Devils buscaron el partido desde el inicio y fueron dominantes en tenencia de pelota y ocasiones. Sin embargo, los visitantes pusieron mucha resistencia y el gol del United nunca llegó.

Ya en el segundo tiempo, con la desesperación de no poder marcar y con el tiempo en marcha, llegó el verdadero golpe para el Manchester. A los 73′, Jay Rodríguez abrió el marcador y desató el grito en la ciudad, pero por parte de los hinchas citizens.

El United trató hasta el final del partido de rescatar el duelo, pero finalmente la victoria fue del WBA y los de Mou se quedaron a 16 puntos del liderato, a falta de solo cinco fechas.


Con 15 puntos por jugar y 16 de diferencia ante el primero, el título de Premier League 2017-2018 quedó oficialmente en manos del City.

El Manchester United, ahora con el único objetivo de volver a la Champions League, jugará la próxima jornada frente al Bournemouth para intentar no ceder el segundo puesto al Liverpool.

Lee también   Layún regreso a la titularidad en victoria del Watford