Diego Armando Maradona ha negado todo lo dicho por las autoridades fiscales italianas, respecto a que le debe dinero al gobierno cuando estuvo en la ciudad de Nápoles.

El Tesoro Italiano reclama que el ex entrenador de la selección de Argentina debe 30 millones de euros, durante los siete años que jugó con el club Napoli.

Maradona refutó todas las acusaciones y espera poder regresar al estadio San Paolo, habiendo probado previamente su inocencia.

«Primero que todo, yo no soy un evasor, nunca lo he sido», aclaró en un video aprobado por sus abogados y difundido por el diario Corriere.it.

«Me están robando la oportunidad de volver a ver a la gente de Nápoles, a quienes amo».

Maradona supuestamente es acusado por deber dinero de patrocinios y publicidad cuando jugó en la Serie A y ha sido perseguido por la policía en visitas recientes a ese país.

Lee también   Barcelona superó al Napoli en Miami