Marcelo Lippi renunció como entrenador de China luego de perder con Siria

Foto: Google.

El técnico italiano Marcelo Lippi anunció que nuevamente abandona el banquillo de la selección china, tras perder contra Siria, una derrota que complica la clasificación del gigante asiático para el mundial de Catar.

«Me pagaron bien y asumo toda la responsabilidad. Ahora estoy anunciando mi renuncia y ya no seré el entrenador del equipo de China», apuntó el italiano en declaraciones recogidas por la agencia oficial Xinhua, hechas tras el partido.

Esta es la segunda vez que Lippi, de 71 años, anuncia su renuncia ya que el técnico se ha hecho cargo del equipo en dos ocasiones, entre 2016 y enero de 2019 y desde mayo hasta ahora.

En el intervalo, el banquillo de la selección estuvo ocupado por el también italiano Fabio Cannavaro, que solo disputó dos partidos (con dos derrotas) antes de abandonar el banquillo para seguir realizando sus labores como técnico del club Guangzhou Evergrande, hoy líder de la máxima competición futbolística china.

En el partido celebrado ayer en Dubai, dentro de la fase clasificatoria de equipos asiáticos, China no pudo con Siria (2-1), pese a un gol marcado por el delantero del Espanyol Wu Lei y con ello se complica sus notablemente sus opciones de clasificación.

Esta derrota sitúa a China en la segunda plaza del grupo A, a cinco puntos de Siria, que cuenta sus partidos por victorias, lo que deja a la selección china a expensas de ser uno de los cuatro mejores segundos de los ocho grupos para seguir con vida en el camino hacia el Mundial de Catar.

Lee también   A demostrar que son mejores los mexicanos