El tiempo de bajo de perfil de Mario Balotelli no duró mucho… De ser así, sencillamente no sería él.

La cláusula antiescándalo de su contrato ya debe de estarse activando.

Reporta Matt Jones que Balotelli fue capturado manejando a alta velocidad en Brescia y que su licencia de conducir fue confiscada. La historia fue confirmada por la agencia de noticias ANSA.

Dice el reporte que el delantero estaría manejando su Lamborghini a 90 kilómetros por ahora en una zona residencial cuyo límite es 50…

Mario, por Dios…

Según football-italia.net, Balotelli habría aceptado los cargos de forma ¨calmada¨ porque desconocía que existía ese límite de velocidad…

:´) ¿No es adorable?

Lee también   Inter planea intercambio con la Roma