El ahora ex delantero del Colo Colo, Humberto Suazo, reconoció haber insultado al cuerpo técnico tras ser reemplazado en el duelo contra San Marcos.

«A Reyes (ayudante técnico) le dije ‘Son unos cagones’. En ningún momento fue con el ‘Coto’. Vi las imágenes varias veces, e incluso pasé con la cabeza agachada cuando pasé por el lado del ‘Coto’. Había cámaras por todos lados, y no hay ninguna prueba o algo que diga que lo insulté», reconoció en diálogo con El Mercurio.

«No asimilo lo que pasó realmente, porque el insulto no fue tan grave como para que se tomaran estas decisiones apresuradas. De un día para otro me dijeron ‘no entrenas’, y luego, que estaba despedido… Yo decía ‘Por qué me habrán despedido, ¿qué hice mal?’. Y no hice nada, fue lo que siempre dije: que eran unos cagones, porque quería seguir jugando, porque era Colo Colo, porque necesitábamos ganar. Si uno no sale enojado es porque te da lo mismo. Me pilló de sorpresa todo», añadió.

Por  ello, el ex jugador de rayados  dijo creer que su despido pasó porque no quisieron pagarle más el contrato que expiraba en 2016, debido a que días antes del incidente tuvo una conversación con Sierra que no lo dejó muy convencido.

«Justo una semana antes de que me despidieran, me acerco al cuerpo técnico diciendo que desde que llegué había jugado poquitos partidos en la posición que realmente juego; que quería pelearle un puesto a Esteban Paredes e iba a aguantar si me tocaba jugar 20 o 30 minutos… Ellos lo hicieron para no pagarme más el contrato. Porque para despedirme por no hablar con el entrenador o por decir que son unos cagones, pasaron cosas peores, han pasado cosas peores en el fútbol… Nada, me pillaron volando bajo y no quisieron pagar el contrato que tenía con el club».

Suazo

Lee también   En Brasil ni el 8-0 los convence