Por si el descenso y la mala temporada del Granada fuera poco, el portero mexicano Guillermo Ochoa entró este sábado en las páginas negras de la historia de LaLiga al convertirse en el arquero que más goles recibió en una sola temporada.

A falta de una fecha, los andaluces cayeron contra el Osasuna por 2-1 y cayeron al último puesto, pero para Memo los dos tantos lo hicieron llegar a los 80 goles encajados en lo que va de torneo. Nueva marca para un defensor del arco.

El record, según Alexis Martín Tamayo, lo tenía el guardametas Aizpurúa de la temporada 1995-1996 hasta que Ochoa lo dejó atrás.

Así mismo, el estadista defendió de las críticas al mexicano responsabilizando más a los defensores que al propio arquero. «Hay que ser muy gilipollas para deducir de este dato que Ochoa es un mal portero», escribió.

Lo cierto es que no ha sido una temporada buena para el ‘1’ de la selección mexicana que estará en la Copa Confederaciones. Aunque es de los que más tapadas realiza, no bastan para salvarse de tantos goles.

Lee también   No es un cartero