Foto: Omar Martínez | Mexsport

Y ahora a la final. Contrario a lo que indica el marcador, la goleada de México contra Panamá no fue un trámite sencillo. Se construyó desde la inteligencia y el conjunto y experiencia el Tri, que finalmente pesó mucho para los panameños.

  • 4México sub20
  • 1Panamá sub20
El Tri: López; K. Álvarez, Araujo, Orrantía; de Buen, Villalobos, Enríquez (Loera 56’), Reyes; Dávila, Pulido (Izazola 34’), Guarch (Rivera 34’). DT: Juan Carlos Chávez


Canaleros: Melgar; Benítez, Flores (Botello 59’), Vargas (Chen 32’), Linton; Cordero, Waterman, Vence, Gómez (Davis 46’); Caicedo, J. D. Álvarez.. DT: Alfredo Poyatos
Goles: 1-0 Dávila (14’), 1-1 Caicedo (27’), 2-1 Linton (ag 31’), 3-1 Izazola (40’), 4-1 Rivera (49’)
Árbitro: Marlon Mejía (El Salvador)
Incidencias: Semifinal del Premundial sub20. Estadio Mateo Fores, Guatemala.

Con todo y titulares, boleto en mano rumbo a Colombia, jugaron un poco más sueltos y menos preocupados. Desde ahí: la desmitificación del futbol, México se impuso. Pero enfrente le tocó un cuadro aguerrido en defensa y al contrario organizado ferozmente para aprovechar contragolpes que no dieron resultado por la zaga y el portero azteca.

El triunfo comenzó con el buen gol de Dávila. El mejor jugador, escurridizo, preciso y creativo, ingenió un disparo aprovechando un error de la zaga canalera. El derechazo no noqueó a los centroamericanos que se fueron encima, de alguna manera despertaron pero asimismo evidenciaron sus capacidades estancadas.

Depués del minuto 13, momento en que se abrió el marcador, Panamá logró controlar la pelota. Escondió a México que trató de contraatacar pero fue tal la presión que se empató todo. Al 27′, Caicedo remató imposible para Carlos López. Inmediatamente después se desequilibró nuevamente en favor de México. Dávila, intratable, centró previo sombrerito y Linton metió un golazo en su propia puerta.

Lee también   FIFA | Se realizó el sorteo Sub 20

Juan Carlos Chávez decidió modificar la delantera y entonces ya no hubo vuelta atrás del control mexicano. Salieron Guarch y Pulido, hasta el momento entendidos con Dávila, e ingresaron Isazola y Rivera. Todavía mejor la decisión pues al 40′ el joven número 20, Isazola, sepultó la esperanza roja. La goleada se consumó totalmente cuatro minutos tras el descanso, mediante el también sustituto Rivera.

Entonces comenzaron a sonar en la tribuna, ya con el 4-1 que aseguraba una nueva final para México, una oleada de abucheos en contra de los mexicanos y porras a favor de los canaleros. Insultos y cánticos felices de guatemaltecos que recordaban haber calificado al Mundial, el primero en su historia, y que se desinhibieron con la desgracia panameña. Ahora a esperar al domingo, que a lo mejor se levanta la copa…