Miguel Herrera: «Con dos Santos todo era ‘me duele»

Miguel ‘Piojo’ Herera tuvo unas declaraciones bastante polémicas sobre el jugadro Giovanni dos Santos, tras su paso por la Selección Mexicana y América.

En una conversación con Milenio, aseguró que dos Santos tenía muchos problemas de lesiones, y contó una anécdota del Mundial 2014, precisamente en el encuentro contra Holanda.

Han pasado 7 años del Mundial de Brasil y la afición se ha preguntado sobre la sustitución de dos Santos, sin embargo, Herrera resolvió el misterio que hay detrás de ese cambio, tras las dos pausas para refrescarse por las altas temperaturas; situación que motivó a que varios jugadores tuvieran que mojarse los pues y evitar quejas de dolor.

«Cuando nos paramos, veo que dos o tres se echaban agua en los zapatos, vi a Giovanni y le digo ¿qué tienes?, es que se me están quemando los pies, le digo ‘síguete echando agua, te ponemos una mangera’, pero me dice que trae ampollas y no las aguanta, le pregunté que cuánto tiempo va a dar’ y dice ‘no sé ahora te aviso, porque ya no aguanto’. A los cinco minutos me pidió su cambio», comentó Herrera.

La llegada de dos Santos al América fue un pedido de Miguel Herrera.

«Lo traigo al América, tiene un situación que… se lesiona. Es que me duele, me duele y de ahí no lo sacas. Él termina un partido 60 minutos. El kinesiólogo me dice que está para jugar 60 minutos, al 57 empiezo a pensar en su cambio, al 61 salió, así lo llevé tres partido, al cuarto partido me dicen que tiene una molestia y yo pregunto ¿de qué? si lo estoy manejando como tú me dices, una semana bien entrena dos días, los demás lo hacemos trotar, recuperar ¿de qué está lesionado? Pues le duele el muslo, se aventó tres partidos sin jugar porque le dolía el muslo», señaló.

Lee también   Iker Muniain y David de Gea implicados en escándalo de abuso sexual

Herrera agregó y comparó a ‘Gio’ con ‘Chicharito’ Hernández. «Entonces si me pidió un cambio porque le duele los pies. Entonces si tú me hubieras dicho el ‘Chícharo’, así le hubieran quemado las orejas, el ‘Chícharo’ hubiera jugado», concluyó.