Manchester United 2-1 WolverhamptonExactamente a 24 años de la llegada de Sir Alex, Manchester United celebró con una victoria traída desde Corea, y es que Park hizo el par de goles -uno agónico- que rescataron un juego excesivamente peleado por los Lobos.

Sin Nani, Berbatov y Rooney, la responsabilidad quedó en Obertan, Chícharo y Park, siendo el coreano el único que pudo escapar del molde impuesto por la visita. Así, sin más, el rebelde Ji-Sung no se resignó al intenso pero aburrido futbol que lograba su equipo, y prefirió condimentar los últimos instantes de cada mitad del tiempo con goles sabor a tres puntos.

  • 2Manchester United
  • 1Wolverhampton
Manchester United: Van der Sar; Vidic, Ferdinand, Evra, Brown; Fletcher, Hargreaves (Bébé 10’) (Macheda 75’), Park, O’Shea (Scholes 74’); Obertan, Chicharito. DT A. Ferguson.


Wolves: Hahnemann; Berra, Stearman, Ward, Foley; Milijas (Mancienne 77’), Henry, Edwards (S. Fletcher 69’), Hunt (Ebanks-Blake 64’), Jarvis; Doyle. DT McCarthy.
Goles: 1-0 Park (45’), 1-1 Ebanks-Blake (66’), 2-1 Park (93’).
Árbitro: Philip Dowd.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada once de la Premier League, disputado en Old Trafford, Inglaterra, ante un lleno.

La puesta en escena resultó una calca del partido del 26 de octubre, por la Carling Cup, en la que los Wolves complicaron la vida del suplente Manchester que sacó la victoria con aquel gol de Javier Hernández. Aquella vez, también en Old trafford, Park hizo el segundo de los tres de su equipo.

El coreano abrió el marcador al 45′, justo un respiro antes de irse al vestidor. Al 66′, cuando más parejo estaba el asunto, Ebanks-Blake empató. En ese momento y hasta el final, McCarthy era pura sonrisa. Se levantaba, se sentaba, sonreía, hacía muecas a la cámara, bromeaba y volvía a reír. Él lo sabía, su equipo estaba bien parado, peleaba por la pelota en todos los rincones del campo y no había rendijas por donde pudieran hacerle daño.

Lee también   Tottenham, un calvario para Modric

Bebé entró muy temprano, pero no preocupó. Macheda también vino de la banca, pero tampoco hizo gran cosa. Scholes fue el otro cambio, puso orden, pero nada más. ¿Entonces? Pues nada, que la solución estaba ahí adentro desde el inicio. Era Park, el enigmático coreano que juega indistintamente, corre más que nadie, declara menos que todos, colabora cuando puede y con lo que puede, y siempre tiene algo escondido para regalar de vez en cuando. Entró al área, se creó espacio, amagó y definió. Hasta pareció que supiera, o si sabe, nos ha engañado más de una vez.

Los de Ferguson van sumando como pueden y con lo que tienen. Sus figuras no estuvieron, no cuentan por ahora con Valencia, Giggs y Owen, y Hargreaves se fue por lesión. No hay más, Park es el veterano que cobijará a la chamacada, y hoy lo hizo bien.

Fueron los puntos 21, 22 y 23 para el United, que sigue sublíder.