Mourinho acabó indignado con los recogebalones
Mourinho se quejó severamente de los recogebalones.

Un partido de Mourinho no cuenta como partido si el entrenador del Chelsea no acaba arremetiendo contra alguien o picándole los ojos al rival. Ahora los culpables fueron los recogebalones, quienes el portugués asegura se estuvieron escondiendo en el partido para que no haya balones y perder tiempo:

«El balón sale, no vuelve, desaparece y los recogebalones huyen. Pero no tengo ninguna queja. La pelota desapareció cada vez que salía. Queremos jugar pero no hay pelota. Luego cuando la pelota viene de atrás hay otra bola. Incluso en el tiempo añadido han seguido haciendo lo mismo», declaró enfurecido el entrenador del Chelsea.

Mourinho se molestó con esto principalmente porque asegura que estas son cosas que están fuera de las manos de los silbantes, por lo que no hay manera de impedirlo:

«Las cosas que estaban sucediendo fuera de las cuatro líneas son las cosas que el árbitro no puede controlar. Él no puede castigar a los recogepelotas que desaparecen, no puede castigar a las personas en la multitud que se quedan con la pelota. Creo que los seis minutos (el tiempo de descuento) podrían haber sido 20«, agregó Mourinho.

Finalmente, Mourinho cerró diciendo que si de por sí es malo los jugadores que pierden el tiempo dentro de la cancha, esto es una estrategia todavía más sucia.

Lee también   El Real Madrid del 80/20; el Galatasaray de Sneijder