En este ambiente de jalones y estirones que se da en el futbol mexicano ahora toca el turno a Televisa y Monterrey. En el juego de “así como digo una cosa digo otra”, la televisora no quiere dejar escapar a la gallina de los huevos de oro y mediante un comunicado externa su interés por llegar a un acuerdo para transmitir los partidos de Rayados.

Después de que el equipo tomara la decisión de transmitir sus juegos como locales a través de Internet, Televisa hizo su berrinche ya avanzado el torneo y demandó al Club de Futbol Monterrey por incumplimiento de contrato. Pero a unas horas de haberlo hecho se retracta para decir que “la afición, el equipo y la directiva de Rayados resultan entrañables” por lo que buscan alcanzar un acuerdo lo más pronto posible.

Lo que prácticamente quiere Televisa es la obtención de un contrato multianual basado en logros deportivos, imagen del equipo, transmisiones a través de SKY y pago por evento. ¡Casi nada! Ah, pero eso sí, en el comunicado suelta el gancho del chantaje: “desafortunadamente, Televisa se ha visto en la necesidad de solicitar por la vía judicial, que el Club de Futbol Monterrey respete ciertos derechos…”.

Con esta nueva polémica en el futbol mexicano surgen dos dudas. ¿La televisora pela a Rayados hasta ahora porque lo ve como serio candidato al título? ¿Estaremos en una etapa de luchar contra los intereses y rescatar la dignidad del futbol? A manera de cachetada con guante blanco, Monterrey señaló que el partido del sábado próximo contra Necaxa se transmitirá por Internet.

Lee también   Valedores vs Atlacomulco