Foto: FIFA

Un empleado de una de las constructoras que trabajan en la organización del Mundial de Catar 2022 murió tras contagiarse de coronavirus.

“El 11 de junio un ingeniero de 51 años contratado por la constructora Conspel murió trágicamente al contraer la COVID-19”, aseguró el Comité Supremo de Entrega y Legado del Mundial mediante un tuit.

El empleado estuvo bajo cuidados intensivos en el hospital Hamad, ubicado en la capital de Catar, pero lamentablemente no pudo con este virus y perdió la vida.

Este empleado estuvo vinculado con ese Comité desde octubre del pasado año y nunca presentó problemas de salud.

 

Lee también   Bernardo Silva podría llegar a Manchester o Madrid... ¡por 81 millones!