El expresidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, murió este miércoles 28 de agosto en Asunción, Paraguay. Fue acusado por uno de los escándalos de corrupción más alarmantes en la historia.

Foto vía Twitter.

Leoz, de 90 años, era solicitado para extradición por los Estados Unidos. Estaba bajo arresto domiciliario y sus últimos días los pasó convaleciente en una clínica de la capital paraguaya.

Su estado de salud estaba deteriorado tras conocerse que sufría un linfoma cancerígeno, pero el diario ABC Color de Paraguay informó que su deceso se generó por un problema cardíaco.

Leoz encabezó la Conmebol de 1986 a 2013. Era uno de los 42 exdirigentes del fútbol sudamericano y empresarios deportivos acusados de corrupción por el gobierno estadounidense tras el ‘FIFA Gate’, que estalló en 2015.

Su sucesor en el cargo, el paraguayo Juan Ángel Napout, está preso en un penal de Nueva York, acusado de organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero. Su pena es de 20 años.

Leoz, quien fue expresidente de FIFA y mano derecha de Joseph Blatter, era investigado por el desvío de unos 130 millones de dólares de la Conmebol. Su abogado dijo tras su muerte que hasta entonces trató de evitar la extradición para su representado.

El paraguayo era señalado por recibir millones en sobornos a cambio del otorgamiento de derechos de televisión y formaba parte de un grupo de dirigentes sospechosos de recibir dinero para apoyar la candidatura de Catar 2022.

 

Lee también   Ecuador con pie y medio en Brasil