Le abren las puertas de casa
Le abren las puertas de casa
Fueron dos horas contra el reloj. Con serruchos y pinzas lograron romper y abrir el caño de desagüe. Consiguieron lo más importante: salvar al bebé que había sido arrojado por una letrina de un baño público. El suceso tuvo lugar en Pujiang, China.

Después de que vecinos escucharan el llanto de la criatura, proveniente del desagüe, corrieron a dar aviso al servicio de emergencias. Bomberos y rescatistas no tardaron en llegar. Desmantelaron la tubería, pero al saber que lo fundamental era procurar la vida del bebé decidieron llevarlo con todo y tubo al hospital. Al final retiraron la lámina y salvaron al pequeño.

Las imágenes impactaron a nivel mundial. Entre los más conmovidos se encuentra Adrian Mutu, jugador rumano del Ajaccio. Al ver por televisión el acontecimiento cogió su teléfono y llamó a su esposa, la modelo Consuelo Mato, para preguntarle si estaba dispuesta a la adopción. La respuesta fue positiva.

«Me impresionó tanto que me dije que tenía que ayudar. Quiero adoptarlo o hacer cualquier cosa por él. He dicho que quiero ayudar. Para mí los niños lo son todo», dijo a la prensa rumana.

Identificado como bebé 59 por el número de su incubadora, el pequeño será entregado a servicios sociales por si sus padres lo reclaman. Al menos eso es lo que informa un médico a través de Zheijang News. Al mismo tiempo, Adrian Mutu y Consuelo Mato, quienes tienen dos hijas, alzan la mano para adoptarlo y brindarle una mejor calidad de vida, desean que se les tome en serio como posibles padres adoptivos.

Lee también   Giggs confía en que Bale asumirá el papel de Ronaldo en el Real Madrid