La novela del astro brasileño con el FC Barcelona se parece a la de Javier Alarcón con Televisa Deportes: Solo los involucrados saben lo que en realidad pasó.

El caso es  que la Audiencia Nacional encuentra indicios de delito por estafa en los tratos entre el Barça y el Santos, a la hora de pactar el fichaje del jugador brasileño.

El diario Marca resume así la situación:

«El fondo de inversión DIS se llevaba un alto porcentaje de cualquier traspaso de Neymar. Según el denunciante, el Barça y el Santos vinieron a apalabrar un traspaso por 17 millones de euros, con lo que la cantidad que se llevaba DIS era mucho menor. Ahora se ha acreditado que no fue así: varios contratos vinculados al fichaje del jugador no eran sino una forma de enmascarar más pagos del Barcelona al Santos, aunque se simulase con otros conceptos como un partido amistoso o fichajes rocambolescos».

Para demostrar que el pago no pudo ser de 17 millones, DIS pidió (y la Audiencia Nacional aceptó) que se consultase a grandes clubes europeos como Real Madrid, Manchester United, Chelsea o Bayern Múnich si ellos habían realizado alguna oferta por el brasileño. El conjunto blanco aseguró que sí, y la cifró en torno a los 40 millones… Aún cuando Neymar Sr aseguró que Los Merengues ofrecieron 150.

Los ingleses aún no han respondido y el Bayern dijo que sí pensó ofertar, pero no realizó nada formal. En cualquier caso, la cantidad ofertada por el Madrid hace pensar que es imposible vender a un jugador por 17 millones cuando otro club te está ofreciendo una cantidad mucho mayor.

Lee también   Adrián García Arias se desata en Twitter

Ahora Neymar tendrá que declarar en Madrid, en la Audiencia Nacional; y junto con el jugador, otros tantos implicados realizarán un desfile de declaraciones: Sus padres, dos directivos del Santos y, por supuesto,  Sandro Rosell y el actual presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu.

Tanto a Rosell como a Bartomeu ya les están pidiendo 7 y 2 años de cárcel respectivamente por el caso anterior, de los contratos. No obstante, si los implicados fueran sentenciados en Barcelona las probabilidades de que entraran a la cárcel serían muy pocas. Pero, si son encontrados culpables en esta nueva querella… La cosa puede cambiar.

Neymar y Barça al libro Guiness