Neymar fue expulsado en su primer clásico francés, PSGOlympique Marsella, tras un encontronazo con el argentino Lucas Ocampos. El brasilero se quejó a la federación francesa aludiendo que le llegaron a arrojar hasta pan y refrescos.

«Me tiraron la merienda completa, tiraron baguettes, refrescos…de todo. Esto no es fútbol. No sé si la federación ve esto como fútbol», compartió el ex Santos tras el partido que finalizó con empate a dos en el estadio Vélodrome de Marsella.

Para Neymar la expulsión fue exagerada y acusó al arbitro de buscar protagonismo.

«Creo que fue exagerada e injusta. Fue una jugada en la que ya había sufrida una falta, me llevé un golpe por detrás y me molesté. por eso me giré. Es de locos dar esa patada por detrás y con el juego parado. Al final hice lo que el árbitro quería, que era expulsarme y aparecer más que los jugadores», explicó el ex Barcelona.

Por último, Neymar Jr. se quejó del juego fuerte propuesto por el equipo del sur de Francia: «Me dieron bastante durante todo el partido y tengo marcas en el cuerpo».

A continuación un video de la expulsión del  «crack» paulista:

Lee también   Emotivo adiós de Abidal