El delantero del Milan se ve inmerso nuevamente en la polémica tras discutir y golpear al portero de la Juve una vez finalizada la ida de la semifinales de Copa…

Parece que Zlatan Ibrahimovic tiene una mañana de tirar manotazos que no puede con ella. Apenas hace tres días fue sancionado con tres partidos por darle una bofetada al defensa napolitano Salvatore Aronica, y hoy, una vez más, el delantero sueco vuelve a estar en el ojo del huracán por una acción similar.

Y es que tras el pitazo final del partido de ayer contra la Juve, por la ida de las semifinales de la Coppa Italia, el delantero rossonero tiró un nuevo manotazo, ahora al portero bianconero, Marco Storari.

La acción no fue vista por el árbitro central, pero en cambio, el defensa de la Juventus, Giorgio Chiellini, se dio cuenta del acto y denunció en la zona mixta al delantero milanista, quien podría ser nuevamente sancionado, si las autoridades correspondientes de la liga italiana utilizan el video para demostrar la agresión del futbolista.

“Lo mismo que ocurrió el domingo entre Ibrahimovic y Aronica sucedió con Storari”, afirmó Chiellini a la prensa que esperaba por algunos jugadores para realizar las entrevistas del final del partido. “Espero que alguien lo haya visto y que las cámaras lo tengan captado. Estas cosas pueden suceder con la tensión y las emociones fuertes pero es justo que las personas sean castigadas por sus errores”, concluyó Chiellini.

Acá la polémica imagen, júzguela usted mismo…

Lee también   Milán mira hacia arriba: Massimiliano Allegri