El boxeador mexicano Óscar Molina se despidió este domingo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, luego de perder en la categoría de 69 kilogramos frente al canadiense Custio Clayton, en la Arena Excel.

Con pantaloncillo de color azul, el pugilista mexicano dio batalla en el primer episodio 1-1, pero en los dos rounds restantes fue ampliamente superado por el canadiense, quien se quedó con el pase a los dieciseisavos de final con tanteador final de 12-8.

De esta manera, Óscar Molina tuvo su debut y despedida en unos Juegos, y deberá esperar cuatro años más para tratar de sobresalir en el boxeo olímpico mexicano.

[Notimex]

Lee también   Ronaldinho ya se cuida; las fiestas son en su casa