El centrodelantero peruano del Inter de Porto Alegre, Paolo Guerrero, sufrió la reafirmación de su sanción sin poder jugar y deberá permanecer lo que resta del año sin actividades deportivas de nivel profesional.

A tan solo unos días de haber cambiado al Flamengo por el Inter, el Tribunal Federal de Suiza revocó la medida cautelar que permitió al peruano jugar el Mundial de Rusia 2018. Ahora, la suspensión cae sobre sus hombros y debe cumplir ocho meses más sin jugar.

El Internacional le susepende el contrato recién firmado hasta el mes de abril de 2019, cuando el mismo se reiniciará con la vuelta de Guerrero a las actividades.

La gran polémica del peruano llega a su fin, pues esta vez no existen recursos que pueda utilizar para apelar la sanción. Luego de su suspensión por dopaje en las Eliminatorias sudamericanas, al ex Bayern Munich solo le queda esperar que llegue su tiempo.

A sus 34 años, ¿esperará o tomará la decisión de dejar el futbol?

Lee también   La UEFA estudiará la sanción para Cristiano Ronaldo