Espanyol resolvió un partidazo y la eliminatoria en los últimos minutos. Venció 4-2 al Córdoba en el Cornellà-El Prat, para dejar un dramático 5-4 global a su favor en partido de octavos de la copa del Rey.

La figura, por mucho, fue Álvaro, anotador de tres goles incluido el definitivo.

Héctor Moreno tuvo buen partido y cumplió los 55′. Fue sustituido por Javi López cuando Pochettino se fue en busca del gol de la victoria.

El juego comenzó muy fácil para los catalanes, que a los 35 minutos ya tenían el marcador 3-0 a su favor. Es más, la distancia de goles pudo ser mucho más amplia pues dejaron escapar por lo menos un par de llegadas. Álvaro al 9′ y al 20′, y Dídac Vilá al 35′ habían puesto dicha ventaja hasta el descanso.

Alberto descontó al 40′ con un gol que nadie en el estadio tenía contemplado. Aún así lo mostrado por ambos equipos no hacía pensar en un regreso en el marcador.

Pero todo cambió en la segunda parte. Espanyol se distrajo, o se relajó, o se olvidó de jugar. Fue cuando Córdoba comenzó a elaborar llegadas y a preocupar una y otra vez. Pochettino se llevaba las manos al rostro, sentía que era cuestión de minutos que el global se emparejara.

Y así fue. Pepe Díaz al 49′ empató la serie.

Con el correr de los minutos el equipo de segunda división aceptó ser atacado, pero aguantó todos los embates. Espanyol llegaba y llegaba cada vez de forma más clara, pero el gol no caía. Bifouma tuva una plena para marcar, pero se le enredaron los pies y chorreó el disparo.

Lee también   Vela se avienta otro gol

Parecía que no habría más. Y al 88′ Álvaro, el mejor del partido, se etiquetó como héroe cuando definió por arriba del arquero una jugada por la derecha. El balón se elevó y cayó lentamente dentro del marco. Explotaron las tribunas.

Así se cerró un partido repleto de emociones para dejar a los Periquitos en cuartos de final, donde enfrentarán al Mirandés.