La FIFA, órgano rector del fútbol en el mundo, tomó una medida que puede evitar las agresiones racistas en los partidos.

Foto vía Twitter.

El organismo declarará perdido un partido si se interrumpe por cánticos, gritos o amenazas raciales según el nuevo reglamento disciplinario, anunciado este jueves 11 de julio y que entrará en vigor el lunes 15.

Ésto solo podrá ocurrir en los partidos organizados por la FIFA, ya sean amistosos, juegos de eliminatorias, Mundial de Clubes o Copa del Mundo.

“Salvo circunstancias excepcionales, si un partido es interrumpido definitivamente por el árbitro debido a comportamientos racistas y/o discriminatorios, será declarado perdido por vía administrativa“, señala el comunicado de la FIFA.

Después de un primer anuncio a través de la megafonía y tras una primera suspensión del partido enviando a los jugadores a los vestuarios, el árbitro tendrá la posibilidad de interrumpirlo definitivamente si los incidentes continúan.

La sanción la recibirá el equipo cuyos seguidores sean responsables de los incidentes.

Los comportamientos considerados como racistas o discriminatorios son los que señalan “el color de la piel, el origen étnico, geográfico y social, el sexo, una discapacidad, la orientación sexual, la lengua, la religión, las opiniones políticas, la riqueza, el nacimiento o cualquier otro estatuto”.

 

 

Lee también   Recordando algunos errores de la defensa del Barcelona