Manchester United Derrotado.

Hoy, a las 12:45, hora del centro de méxico, Old Trafford recibe a un equipo de ensueño que planea ser la pesadilla de medio Manchester, la que decidió ser diablo y no ciudadano. No es una novedad que el equipo de Moyes es una caricatura de lo que alguna vez llegó a ser el Manchester United, un equipo poderoso que dominaba año tras año la Premier y a veces también extendía esa hegemonía a toda Europa. Ahora son los séptimos en liga inglesa, están a dos puntos de llegar a competencias europeas, aún cuando sea la desgracia de jugar la Europa League.

Del otro lado está el Bayern de Munich, equipo que encontró en Guardiola al mejor sucesor de Heynckes, los bávaros ahora hacen más goles, más puntos, reciben menos goles, completan más pases, rompen más récords y hasta tienen, de la nada, más seguidores de este lado del mundo, y hay quien dice que Pep no sabe lo que hace.

El técnico español no se confía y recuerda que el Manchester United “Es uno de los mejores equipos del mundo, independientemente de la situación por la que transcurren”, además, con respecto a su condición de favorita indica que “cualquier técnico del mundo no le gusta que le den como favorito antes del partido, pero no me puedo quejar. Lo tengo que aceptar, porque la temporada pasada el Bayern lo ganó todo y esta temporada ya hemos ganado la Bundesliga cuando faltaban siete jornadas para el final”

Por su parte Moyes exalta la magnífica liga de campeones que ha hecho su equipo, sobre todo en casa, donde han ganado todos sus partidos, incluido uno al alemán Bayer Leverkusen y una remontada inolvidable al Olympiacos griego, lo que los tiene de nuevo entre los ocho mejores equipos de Europa, algo que no lograba desde la temporada 2010-2011. El escocés dice a su afición «El equipo es tan bueno como cualquier otro, debemos demostrarlo, tenemos fe” Y en eso tiene razón, pero a este buen equipo le ha faltado un buen técnico.

Lee también   Frases clásicas

Por si la diferencia en cuanto a ritmo de juego y planteles no fuera suficiente, Moyes se enfrenta a la pesadilla Muniquesa sin Robin Van Persie por lesión, sin Patrice Evra, por sanción, y sin Juan Mata, por estar el semestre pasado perfeccionando su flexión de piernas y acomodo de espalda en la banca del Chelsea. A Guardiola sólo le faltarán Thiago Alcantara y Badstuber por lesión, además de Dante por acumulación de tarjetas. Uno llega sin medio escudo, sin media lanza y con un caballo cojo a enfrentarse a un gigante que sólo debe remodelar su aspa. Al Menos Rooney Panza sigue siendo tan infatigable como siempre, la decadencia total y absoluta de Los Red Devils sólo tiene una trava que utiliza injertos de cabello y lleva en el pecho un corazón tan Grande como Ricardo I.

Las esperanzas del United se basan más en los recuerdos del 99’ cuando derrotaron al Bayern Munich en la final  con dos goles en los últimos minutos, dándole así a Ferguson su primera Champions League. Por otro lado, los bávaros tienen la serie ligeramente inclinada a su favor con 3 victorias, por dos de los ingleses y cuatro empates. La última vez que se enfrentaron nos dejaron una eliminatoria épica, en cuartos de Final de la edición 2009 2010. Bayern ganó en casa 2-1 y luego Manchester venció en Old Trafford 3-2, 4-4 global y corrieron hasta la final los de Munich.

El reloj de la esperanza suelta sus últimos granos de arena en Old Trafford, el hombre de arena que pone en la cabeza de los niños sueños dulces ha crecido y se ha convertido en un monstruoso gigante que arrancará los ojos de aquellos niños malcriados que no se quisieron ir a dormir temprano en Grecia. Si ya cualquiera gana en el Teatro de los Sueños ¿Qué le impide el mejor equipo de Europa llevarse una victoria escandalosa? Sólo un milagro puede salvar al equipo local hoy de ser derrotado, y este año los santos están más ocupados ayudando al Liverpool.

Información de «La República»