Pescara es una ciudad de unos 400,000 en la costa mediterránea de Italia. Su equipo, mejor conocido como el Delfino Pescara 1936, participó en la Serie A la temporada pasada por primera vez desde 1993. Tras una pésima temporada, el club descendió. En materia deportiva colectiva, su mayor y único logro considerable es el campeonato de la Serie B conseguido en la temporada 2011-12 aunque, individualmente, Pescara se puede jactar de dar a conocer cuatro de las mejores promesas futbolísticas en la actualidad: Marco Verratti (PSG), Lorenzo Insigne (Napoli), Ciro Immobile (Genoa) y Juan Fernando Quintero (FC Porto).

Durante su fugaz regreso a la Serie A, Pescara se fue con el denigrante récord de ser el equipo con menos asistencia en promedio durante la campaña. El descenso, claro está, no ayudó a mejorar este aspecto. Es por eso que la directiva del equipo, en conjunto con la Oficina del Empleo y el Consejo de la Ciudad, ha decidido tomar una medida para captar y enamorar al aficionado nuevamente. Para la temporada 2013-14, el club ha decidido regalar 1,000 entradas por partido a la gente que no tenga trabajo.

«Estamos contentos de hacerlo posible. Agradecer también la preciada ayuda de la Provincia, por facilitarnos las entradas para la gente en dificultades laborales», señaló el Director General del Pescara, Danilo Iannascoli.

«Siempre nos hemos querido acercar a los aficionados y a sus demandas. También ayudar a los más desafortunados que, con mucha pasión, quieren seguir nuestros colores».

¿Cómo les caería una iniciativa así en México?

Lee también   Parma quedó a un paso de la Serie B