Cuatro años después de haber alzado la copa en el estadio Maracaná de Brasil, el exdefensor alemán Phillip Lahm será el encargado de entregar el tofeo de campeón del presente Mundial Rusia 2018 este domingo en el partido entre Francia y Croacia.

Con los equipos confirmados, así como la sede y los árbitros, la FIFA comunicó este jueves que será Lahm el jugador que llevará el trofeo por el que pelearán franceses y croatas en Moscú. El ganador de la competencia en 2014 entrará al campo minutos antes y junto a la modelo rusa Natalia Vodianova dejará la preciada copa en el campo de juego.

Lahm será una de las atracciones este 15 de julio al hacer acto de presencia en el partido. Su rol como capitán de Alemania en 2014 lo hizo ser seleccionado para entregar el objeto de 36 centímetros, 6.17 kilogramos y que está hecho de 18 quilates de oro macizo.

«Transmitiremos el orgullo que nuestro país ha sentido durante los últimos cuatro años por terminar este evento inmenso y especial como campeones del mundo. Entregaremos ese orgullo a los ganadores», declaró el alemán, que sucede a Carles Puyol y Fabio Cannavaro como los últimos futbolistas que llevaron la copa al campo de la final.

Lee también   Australia es la penúltima clasificada a Rusia 2018