La relación de Lionel Messi con la justicia no marcha muy bien que digamos, y desde hace tiempo. Reporta El Páis que «la Abogacía del Estado ha pedido que Leo Messi sea condenado a 22 meses y medio de cárcel por tres delitos contra la Hacienda pública cometidos entre 2007 y 2009. A diferencia de la Fiscalía, el organismo, que representa los intereses de Hacienda, sí acusa al delantero del Barça, además de a su padre, Jorge Horacio Messi. La Agencia Tributaria pide además una multa de 4,1 millones de euros para el futbolista».

La recuperación de rodilla de Messi no ha sido tranquila, primero detuvieron a su hermano por portar un arma ilegalmente, y ahora esto.

¿Cómo terminará toda esta novela?

Lee también   Un equipo por las nubes