La crisis económica parece no haber afectado, por el momento, al fútbol argentino, pero Boca Juniors quizás querría prevenir antes que lamentar, al aplicar la reducción salarial.

Boca
Foto vía Twitter @superliga

Sin embargo, la plantilla del club Xeneize no aceptó la reducción, ni retención, de sus sueldos ante el planteamiento de la directiva en la que participa Juan Román Riquelme.

Y es que la medida, en cierto punto justa, para algunos e injusta para otros, pretendía que los futbolistas con los nueve contratos más bajos siguieran cobrando sus salarios por completo.

No obstante, el resto del plantel solamente cobraría entre el 30 y el 35% y la parte restante se les iría abonando pero de manera financiada.

La medida no agradó para nada a los jugadores de Boca, específicamente a siete de ellos, quienes fueron los que rechazaron con mayor contundencia la propuesta y además, convencieron a sus compañeros de unirse.

La intención de la directiva era no agravar la situación económica y así estar al día al finalizar el año, pues parten de la idea de que la actividad volverá a mediados del año en curso, aunque garantizaban que los futbolistas estarían al día el último día del 2020, fuera de cualquier escenario.

Ante el rechazo, el equipo boquense pagó a todos los jugadores sus sueldos por completo, pero la dirigencia dejó remarcada la desaprobación de la plantilla.

Lee también   Pellegrini pide no apapachar a Barcelona y Real Madrid