La policía checa anunció la noche del viernes 11 de octubre la detención de 31 aficionados, 14 de ellos ‘hooligans’, tras los altercados producidos en el centro de Praga antes del partido clasificatorio a la Eurocopa 2020 entre República Checa e Inglaterra.

Foto vía Twitter.

La policía local «llevó a cabo acciones contra los ‘hooligans’ en restaurantes de Praga. La policía detuvo a 31 personas en total, de las que 14 eran extranjeros», explicaron a través de la cuenta de Twitter del cuerpo de seguridad.

Los checos vencieron 2-1 a la selección de los Tres Leones y ambas selecciones son favoritas para lograr la clasificación a la Euro en el grupo A.

Días antes del partido, Inglaterra advirtió a la UEFA del peligro que suponía jugar ante la República Checa el viernes por temor de que los ‘hooligans‘ destrozaran Praga.

Lee también   Barcelona: el candidato para asumir el banquillo es un extécnico del PSG