¿Porqué Diego Ramírez es el técnico de la Sub-20 de México?

Como futbolista Diego Ramírez pasó por las filas de Rayados y del Atlante jugando como defensa central, con más pena que gloria.

Diego Ramírez perteneció al equipo técnico del Piojo Herrera en Xolos. Foto Twitter

INICIOS

Inició su trayectoria con los Potros de Hierro, en su primera temporada jugó solo 1 partido y después fue enviado a la filial, Acapulco FC.

Miguel Herrera que era técnico de los azulgrana en aquellos años lo devolvió al primer equipo. ‘El Piojo’ fue a Rayados y pidió a Diego Ramírez para el plantel norteño dónde jugó 13 partidos, se lesionó del tobillo y no volvió a jugar en el primer cuadro.

Volvió a los Potros dónde lo tuvieron en nómina por dos torneos, no jugó un solo partido. Se retiro entonces a los 28 años para empezar su carrera como técnico.

Miguel Herrera llegó al América en su primera incursión, y de nuevo, Ramírez fue solicitado por el Piojo, esta vez como parte de su equipo técnico.

Después fue a Xolos, de nuevo como parte del equipo auxiliar de Miguel. En Dorados de Sinaloa se abrió la oportunidad de que dirigiera, fue contratado para el torneo de Apertura 2017. Después de 20 partidos fue echado del Gran Pez por malos resultados.

Diego Ramírez presentado como técnico de Dorados. Solo duro una temporada. Foto: Twitter

¿Estaría considerado en la baraja de técnicos si no fuera hijo de ‘Chucho’? No podemos dejar de lado que Diego Ramírez es hijo de ‘Chucho’ Ramírez, Director deportivo hoy día de los Pumas de la UNAM y flamante campeón del mundo Sub-17 en el 2005 como entrenador.

¿Estaba Diego Ramírez lo suficientemente preparado para dirigir una Selección Nacional?

Por un lado tenemos en contra que sea hijo de ‘Chucho’ Ramírez, lo que de entrada ya pesa para que un técnico joven y sin cartel sea la opción para dirigir un equipo nacional. El éxito efímero de su padre en categorías menores, no garantiza nada.

El mismo Jesús Ramírez no ha sido capaz de volver a triunfar en ningún equipo que ha dirigido, ni ha destacado en cargos directivos. Sus ponencias y cursos motivacionales son regulares, nada nuevo bajo el sol.

Lee también   GDL 2-0 ATN | ¡El Jalisco no se raja!

Tampoco el trabajar junto a un técnico con algunos éxitos en los últimos años como Miguel Herrera da para obtener una póliza de garantía, un blasón para poder llegar a dirigir a jugadores que aún no están totalmente formados, como lo es una categoría Sub-20.

Fracaso

Hoy día su carrera técnica está marcada como un fracaso. Este mundial Sub-20 en Polonia le permitía revalorar su carrera como técnico. Diego ha fracasado. Dos partidos jugados, dos perdidos. Sumado al mediocre trabajo en Dorados por el que quedó fuera de un equipo que estaba armado para ascender a Primera División o pelear por ello al menos.

Un excelente auxiliar o asistente no te convierte en un buen líder, en un ‘Mister’; ni siquiera en un buen motivador. Hoy día el técnico nacional de menores se justifica con el poco apoyo de los clubes para ceder a sus jugadores y tenemos claro que es así, cualquier DT nacional debe sortear con esos aspectos.

El alumno más avanzado del ‘Piojísmo’ sigue fracasando. Un entrenador nacional sabe por anticipado que deberá ser un excelente gestor para obtener a los jugadores, un motivador absoluto con los jóvenes y obvio un excelente estratega. Sin culpar a terceros.

Diego Ramírez dirigiendo a la Sub 20 en el Mundial de Polonia

Diego Ramírez hasta hoy no ha mostrado poder estar al frente de un equipo en solitario, como auxiliar tal vez tenga un excelente desempeño. Ahí, haciendo una función detrás de un verdadero director técnico desde un palco. Debe comprender que los suéteres al estilo Guardiola no te hacen pensar como Pep.

No se ve como pueda ganar un encuentro en este Mundial Sub 20, lo más seguro es que vuelva de Polonia con 3 derrotas, tal vez un empate en el mejor de los casos. Mucha preparación, mucho que aprender y sobre todo humildad. Pero podemos decir que no es una cualidad ni de él, ni de su padre.