El Sporting de Lisboa se encuentra pie de guerra luego del cruce de la palabras entre su presidente, Bruno de Carvalho, y gran parte de la plantilla del equipo. Luego de la derrota frente al Atlético de Madrid por Europa League, el presidente de la institución portuguesa estalló criticando duramente en su página de Facebook a los jugadores.

Los comentarios de Bruno de Carvalho no fueron del agrado de los jugadores, que en su llegada a Portugal se negaron a entrenar hasta que el presidente diera explicaciones por sus comentarios.

Rui Patricio, internacional con Portugal y líder del vestuario en el Sporting, fue el encargado de dar la cara por la plantilla.

«En nombre de todo el plantel del Sporting reflejamos en este texto nuestro desagrado por las declaraciones de nuestro presidente después del partido de ayer, (…), tras apuntar con el dedo para culpabilizar el desempeño de los jugadores públicamente, cuando la unión de un grupo se rige por el esfuerzo conjunto, sea cual sea la situación que estemos pasando. Todos los asuntos se resuelven dentro del grupo», comentó Rui Patricio.

El presidente del equipo no espero mucho para responder el escrito de los jugadores, siendo tajante en su respuesta. «Estos niños mimados creen que van lejos, pero esta vez se ha agotado mi paciencia para quien cree que está por encima del club y de cualquier crítica», zanjó el asunto.

Por ahora, el Sporting tendrá que hacer frente a lo que resta de la temporada con 19 jugadores suspendidos entre los que se encuentran: Rui Patricio, por William Carvalho, Coates, Coentrao, Gelson, Piccini, Acuña, Battaglia, Bryan Ruiz, Bruno Fernandes, Montero, Ristovski, Wendel, Rúben Ribeiro, Doumbia, Bruno César, Podence, Palhinha y Leao.

Lee también   Olympique de Lyon se proclamó campeón de la Champions Femenina