mexsport

Por donde quiera que se le vea, el fútbol ha sido siempre un drama. La puesta en escena de 90 minutos (justo lo que duraba una tragedia griega en el teatro de Epidauro) es capaz de transmitir lo que los más virulentos detractores del fútbol y, paradójicamente, los defensores más acérrimos de él, dicen: su carácter ritual y teatral; combinación perfecta que logra provocar el delirio de los fieles y los excesos de los paganos.

  • Querétaro FC
  • 2Deportivo Toluca
Gallos: Díaz; Altamirano, Mendoza (López, 46’), Cortés, Ocampo; Valdez, Nava, Ferro, Aceves (Velasco, 74’); Bueno, Castillo (Acuña, 57’). DT Gustavo Matosas


Diablos: Talavera; De la Torre, Dueñas, González, Novaretti; Sinha (Diego de la Torre, 69’), Romagnoli, Ríos; Esquivel (Brizuela, 74’), Ayoví (Cerda, 80’), Calderón. DT Sergio Lugo
Goles: 0-1 Sinha (28’), 0-2 González (49’), 0-3 Cortés (autogol, 52’), 0-4 Ayoví (64’), 0-5 Calderón (89’)
Árbitro: Paul Delgadillo
Incidencias: Jornada 6 del Clausura 2011. Estadio La Corregidora, Querétaro

En Querétaro se sufre esta tarde, se sufre con la febrilidad trágica y la presencia sádica de la esperanza, los aficionados parecen tener comprado un boleto seguro para el descenso, para volver al circuito del que ya hace rato salieron y del cual parecen no querer trascender con verdaderas muestras de inutilidad técnica combinada por una completa ausencia de pundonor y orgullo deportivo.

El canto del gallo parece no querer dejar su tradición de agorero maligno y aferrarse al descenso en un torneo que cada vez le sepulta con intrigante sincronización mercadotécnica. El final siempre llega hasta el último ( y la cerveza alivia el trance).

Lee también   Mi programa favorito

P. S: Hoy los Diablos Rojos cumplen 94 años de rodar el balón y quisieron festejar con cinco goles (Sinha al ´28, González al ´49, autogol queretano al ´52, Ayoví al ´64 y Calderón al ´89) frente a una tremenda afición que dio la impresión de localía. Para quienes pensaban que lamentar la ausencia de Sinha, o que soslayaban la presencia de verdaderas figuras como Talavera, Dueñas (con sus salidas exquisitas), Ríos (por mucho, y para polémica segura, el mejor contención mexicano que hay en este país en este momento), Romagnoli y Esquivel era una exageración, parece que las jornadas no mienten y, sí, ayudan argumentar mejor.

Ayoví se ve, finalmente, seguro en su carrera por la pradera derecha y sus constantes llegadas como un 9 disfrazado de 23. El Toluca, con discreción, permanece invicto, con un gol en contra y con un ascendente paso en un torneo de debut para su D.T. que está resultando todo un ejemplo de verdadera evolución y acoplamiento futbolístico.

Ambos equipos son iguales, nunca se quedan en donde están.

[Crónicas infernales. Por Marco Reyes]