Mientras la directiva de Monarcas encuentra a su hombre ideal para tomar las riendas en la dirección técnica, Roberto Hernández levantó la mano y en su oportunidad como interino, devolvió la alegría a los michoacanos con un triunfo contundente (3-1), sobre Pumas que los acerca a la zona de clasificación tras varias semanas de incertidumbre.

La previa. Monarcas perdió como local por la mínima diferencia el viernes anterior ante Atlante. Pumas empató sin goles en casa frente a Pachuca.

El dato. Pumas perdió una racha de seis partidos en fila sin derrota.

Lo negro. En el detalle arbitral del partido, Roberto García Orozco no marcó un claro penal de Palacios sobre Mancilla en el primer tiempo.

Goleador. Martín Bravo fue lo rescatable de la noche para el cuadro universitario con su golazo de tijera que significó el triunfo parcial universitario. Así se fueron al descanso.

Pared de ensueño. Los dos jugadores de menos estatura en el campo se juntaron para armar la jugada de mayor altura. Armando Zamorano y Jorge Zárate, jugadores que Carlos Bustos llevó en su momento a Monarcas, armaron tremenda pared. Tiki de Zamorano, taka de Zárate con devolución al huevo y ¡PUM! Balazo de volea de Zamorano para guardarla en el rincón y marcar el empate michoacano al 54’.

Sacó el veneno. Duvier Riascos marcó su segundo gol con la casaca michoacana y anotó el segundo al 63’, con un contundente cabezazo, tras un trazo exacto de José Olvera.

Mancilló. Héctor Mancilla rompió su sequía más larga en el futbol mexicano, anotó su primer gol en el torneo y remató el triunfo de Monarcas al 90’, tras una gran jugada de Egidio Arévalo.

Lee también   Diamanti se presentó con el Guangzhou Evergrande chino

Lo que viene. Monarcas visita al Monterrey la próxima jornada. Pumas recibe al Atlante.