La gala del Balón de Oro suele ser un evento “formal”, o al menos aparenta serlo, pese a que en el mayoría de las ocasiones sus resultados son cuestionados por toda la afición Mundial del Fútbol.

El mejor o peor vestido no es un premio que sea relevante. Pero si estuviera dentro del plan, estamos seguros de algo: Paul Pogba se llevaría, por lejos, el del peor vestido.

Peor que Messi hace unos años.

pogba

Lee también   Santos pide cambios en la Comisión de Arbitraje