Sin estar invitado a la fiesta se coló. Polémico por sus declaraciones y actuaciones, el árbitro Eduardo Iturralde González no quiso quedarse fuera del Real Madrid-Barcelona y dice que es más fácil pitarle a los merengues que a los culés. Conocido por su “simpatía” blaugrana, el colegiado refiere que es más sencillo guiar un partido de los blancos debido al sistema de juego empleado por Mourinho.

“El juego del Madrid es más claro y, precisamente por eso, es más sencillo arbitrar un partido de los blancos. Los jugadores del Barcelona llegan a ser ocho en el área, más ocho del equipo contrario, y cuando ves eso sólo piensas que no haya ningún toque”, dijo Iturralde a Cuatro.

Nadie se lo pidió, pero el árbitro participa en encender todavía más el morbo de este partido. ¿Cómo lo ven?

Lee también   Un ex Barcelona podría recaer en el Chelsea