Luis Enrique, actual técnico y mesías del club catalán, dejó abierta la posibilidad de rotar a alguno de sus arqueros para el partido a disputarse por la Supercopa de Europa ante el Sevilla, al declarar que no tiene claro quién iría al marco en el partido a disputarse el 11 de Agosto: «tengo confianza en los tres, también Jordi Masip. Maduraré la opción en los próximos días», declaró.

Todos sabemos de las cualidades tanto de Bravo (recibió apenas 17 goles la campaña anterior) y del alemán Ter Stegen (habitual en las copas) a la puja se suma el tercer portero, obvio con menos posibilidades: «son profesionales todos. El socio puede estar tranquilo porque el portero será de garantías».

Sin duda, un punto que el Barcelona trabajó bien en el mercado anterior, teniendo a dos arqueros sumamente confiables en el arco y en la banca, cómo lo vienen haciendo varios clubes europeos y olvidándose de esas tortuosas tardes de Pinto bajo los tres palos.

Bravo y Ter Stegen

Lee también   Aficionados del Barcelona aplaudirán al minuto 14