Tendría las horas contadas...
Tendría las horas contadas…

Las horas de Rafael Benítez como entrenador del Chelsea estarían contadas después de que sus declaraciones de ayer, donde aseguró que en junio se marcharía del equipo, no cayeron muy bien que digamos en el interior del club y ya estarían pensado en destituirlo de su cargo en las próximas horas, publicó la prensa británica este jueves.

Tras el partido de ayer ante el Middlesbrough por la FA Cup, que ganó el Chelsea 0-2, Benítez anunció en conferencia de prensa su decisión de no continuar en el conjunto inglés después de concluir la temporada, molesto por el trato un sector de afición del equipo que evidentemente está haciendo campaña para desacreditar al técnico al que nunca han aceptado, cabe mencionar.

«Estoy decepcionado con algunos seguidores. Tienen que apoyar al equipo en lugar de perder el tiempo haciendo otras cosas», lanzó el español.

«Llevo en el futbol 26 años. He ganado la Liga de Campeones, el Mundial de Clubes, la Copa de Inglaterra, la Supercopa italiana, dos Ligas españolas, nueve trofeos. Un grupo de aficionados no está haciendo un favor al equipo con sus cánticos y malgastando el tiempo con pancartas», comentó Benítez sobre un sector de la hinchada crítico con el equipo y con su labor.

«Soy el entrenador y seguiré entrenando al equipo. Llevaré al equipo y tomaré las decisiones. Y luego me iré, porque soy un (entrenador) interino, como ellos dicen», reprochó el español.

Según el Dialy Mail, las palabras del estratega Blue le podrían costar muy caro pues podría correr el riesgo de ser despedido en los próximos días, y es que las constantes críticas de su hinchada y de algunos medios ingleses en torno a los aspectos tácticos que Benítez aplica en el Chelsea, antes y durante los partidos, han generado dudas grandes en el dueño del equipo, Roman Abramovich, quien tendría en mente terminar lo más pronto posible con la historia del técnico español en el club antes de junio, como el propio estratega sugirió ayer en conferencia de prensa.

Lee también   Barcelona: la directiva se reunirá con Koeman para la 'operación salida'