Al Wolverhampton de Raúl Jiménez le tocó visitar al Manchester United en Old Trafford, por la Jornada 25, en un empate que no dejó buen sabor de boca.

Foto vía Twitter @WolvesEspanol

Una igualdad sin goles que a principio de partido parecía que caerían varios goles, pero a medida que fueron pasando los minutos esa fe fue perdiendo fuerza.

El Manchester United se inspiró en Andreas Pereira, Juan Mata y el recién llegado Bruno Fernandes, haciendo su debut con la camiseta roja, para ser los comandantes de su ataque.

Jugando mucho mejor, los locales fueron muy superiores en la primera mitad, pero como ha solido suceder en los últimos partidos, su rendimiento cayó en la segunda mitad, situación aprovechada por la visita.

Por su parte, Jiménez y Adama Traoré volvieron a encabezar a los Wolves, pero cuando todo parecía ir engranando en el partido, el juvenil sufrió una lesión que lo obligó a abandonar el partido.

Luego de esto, el partido perdió ritmo y bajó en intensidad, por lo que el empate quedó implantado al terminar el compromiso, aunque no le sirve en la suma de puntos.

Con el empate todo queda igual entre ambos, pues el United y los Wolves quedaron con 35 puntos, ambos ubicados en el sexto lugar de la Premier.

Lee también   "Seguiré aquí el próximo año": Guardiola