A menos de 48 horas del denominado «Partido del Año», Manchester United y Real Madrid tienen un historial corto pero antiguo entre ellos. Por Champions League/Copa Europea de Campeones, ambos se han visto las caras en 8 ocasiones con un saldo favorable para los merengues: 3 victorias, 3 empates y 2 derrotas. En tres de las cuatro ocasiones que se han enfrentados (1956-57, 1967-68 y 1999-2000), el vencedor de este duelo ha terminado como campeón del certamen.

Como antesala de esta final adelantada, FutbolSapiens te trae los mejores 4 momentos de los choques Real Madrid-Manchester United:

1. El día que Foulkes silenció el Bernabéu.

Un partido inolvidable en la semifinales de la Copa Europea de Campeones de 1968. Manchester United había conseguido la ventaja en la ida por la mínima gracias a una anotación de George Best, en aquel entonces condecorado como mejor jugador de Inglaterra. La vuelta fue un juego no apto para cardíacos y parecía que Real Madrid lo tenía en el bolsillo con las anotaciones de Pirri (’11) y Gento (’42). Todavía vino una reacción de los Red Devils al ’44 con un autogol de risa por parte de Zoco, pero Amancio tranquilizó a todo espectador con un tercer gol un minuto después.

Pero en la segunda mitad, el Madrid se descompuso, sobre todo su defensa. Sadler acortó distancias al ’73 y cinco minutos después, acompañados de una gran jugada de Best, Bill Foulkes silenció a todo el Bernabéu con un riflazo bajo y colocado. El United avanzaría a la final y se coronoría a la postre derrotando al Benfica.

2. Ó Fenómeno.

No cualquiera, vistiendo una camiseta ajena a la del Manchester United, consigue una ovación de todo Old Trafford. Ó Gordo, con un triplete y una actuación sobresaliente en el Madrid de los Galácticos, hizo que padres, abuelos y niños corearan su nombre entre aplausos. El Real Madrid eliminó al United en los cuartos de final de aquella Champions League disputada en el 2003, para luego caer con la Juventus en la semifinal.

Lee también   Siempre es así

3. Bend it like Beckham.

Clase, precisión, potencia y todavía con curva hacia adentro. No hay nada más que decir.

4. Señor Fernando Redondo.

Genio y figura en aquel entonces, Fernando Redondo nos deleitó con una de las imágenes más recordadas en la historia del fútbol durante los cuartos de final de la Champions League 1999-2000. Al ’52, Redondo se encontraba un balón por la banda izquierda y, ante la salida del noruego Henning Berd, decide llevárselo con un espectacular autopase de taquito. Luego de ésto, el argentino le sirve medio gol a Raúl y éste pone el tercer y definitivo gol para sentenciar la eliminatoria.

¿Cuál es el favorito de ustedes?