El Real Madrid llegó al Opera Hotel en el centro de Kiev ante gran expectación, con cerca de unos 600 aficionados coreando el nombre de Cristiano Ronaldo.

Se desató la locura en las inmediaciones del hotel donde quedó concentrado el Real Madrid. Durante más de dos horas aficionados locales esperaban al equipo de Zinedine Zidane. Amenizaron el tiempo entonando el último himno del club blanco o cánticos para Cristiano Ronaldo.

“Cristiano tu camiseta es mi sueño”, rezaba un cartel gigante que alzaba un niño. Solo lo vieron los jugadores madridistas desde el autobús oficial según pasaban la zona poblada de seguidores y antes de entrar en un amplio cordón policial con cerca de un centenar de agentes entre policía local, seguridad privada, del club y del hotel.

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez encabezó la expedición y compartió las cuatro horas de vuelo de sus jugadores, que partió con media hora de retraso de Madrid, y posteriormente se desplazó a otro hotel diferente que el de la plantilla, el mismo en el que se hospedó la selección española para la final de la Eurocopa 2012.

Dos horas antes llegó el Liverpool a Kiev, hospedado a dos kilómetros del Real Madrid, en el hotel Intercontinental. Los dos equipos se ejercitarán en el Olimpico de Kiev en la víspera de la final.

Lee también   Luis Suárez, el nuevo Eto'o del Barça