La Real aprovechó la gran ventaja que había obtenido en el partido de ida (4-1), y hoy se dio el lujo de caer 2-1 en cancha del Granada, para avanzar así a los octavos de final de la Copa del Rey con global de 5-3.

El entrenador francés Philippe Montanier no quiso arriesgar a Vela debido a que padece una contractura cervico-dorsal (entre el cuello y dorso).

Siquiera puso el 1-0 para Granada al 19′, lo que emocionó al estadio que soñaba con una histórica remontada. Sin embargo, para su desgracia, su recién ascendido equipo no tuvo mucho poder ofensivo. No fue sino hasta el 66′ que Geijo aumentó la ventaja, aunque ya con poco tiempo para intentar el gran resultado.

Todo se apagó para los locales cuando, al 83′, Agirretxe descontó y sentenció la eliminatoria.

Lee también   James se dijo feliz en su regreso a las canchas