Acusado por los delitos de robo con violencia y violencia en eventos deportivos Aliver Albino Carreón, aficionado Rayado, fue recluido en el penal de Topo Chico. Con 26 años de edad, este muchacho golpeó a un aficionado de Tigres el sábado pasado al término del clásico.

En las próximas horas tendrá que comparecer ante su juzgador. Su defensor se apegó al artículo 20 constitucional para que no declare nada al respecto. Mientras tanto, pasa estancia en prisión por agredir físicamente y con violencia a José Torres Plata.

Su libertad estaría en manos del juez quinto penal de Monterrey. Ojalá este hecho sirva como un antecedente para que aficionados de los equipos norteños sigan enemistándose deportivamente hablando; sin violencia.

Lee también   Orozco merecía el Balón de Oro y no Corona, según Monterrey