La selección española de futbol se clasificó para la final de la Eurocopa Polonia-Ucrania frente a Portugal, y obtuvo una audiencia televisiva jamás vista en España que alcanzó los 18 millones de telespectadores…

De acuerdo con los medidores españoles, el partido alcanzó en el «minuto de oro» (el más visto de toda la retransmisión), 18 millones 141 mil aficionados. Ese periodo seguido por tanta gente fue al final de la emisión, con la tanda de tiros penales.

Durante los 90 minutos reglamentarios, la audiencia fue igualmente grande, 14 millones de personas, además fue el programa más visto del día en España.

Llegada la prórroga entre los dos conjuntos ibéricos, el dato subió a 16 millones y medio, la segunda emisión más vista desde que hay barómetros en España, informó la empresa mediadora Kantar Media.

El tope llegó con los penaltis. En los casi 13 minutos que duró la tanda, más de 18 millones de españoles y un «share» de 83 por ciento (cuota de pantalla del total de la oferta televisiva) observó cómo su equipo accedía a una nueva final.

Lee también   La gran lección del maestro croata