Tras la derrota de ayer en San Siro contra el Milan (2-0) las sensaciones en el seno del equipo culé no son las mejores, a pesar de esto, en la mente de los jugadores no hay otro pensamiento que el de remontar en el Camp Nou y avanzar a la siguiente ronda. Sin embargo, en las últimas ocasiones que les ha tocado venir de atrás y realizar una hazaña en Champions no lo han logrado. Con el Inter de José Mourinho en 2010 y el año pasado con el Chelsea, a los catalanes no les alcanzó en el juego de vuelta y fueron eliminados en su propio feudo, ambas ocasiones en semifinales del torneo.

Apenas terminado el partido de ayer contra el Milan, prensa catalana, jugadores y cuerpo técnico coincidieron en una sola cosa: remontar el marcador en casa. Enfrente, tendrán a un equipo rossonero que ya saben cómo jugará, igual que lo sabían con el Inter y con el Chelsea, y simplemente se quedaron en el camino.

A esta generación de oro del Barcelona no se le dan las remontadas y eso es un déficit que tienen con su afición que hoy confía en que se pueda dar la hazaña aunque un sector importante no olvida que las dos ocasiones anteriores el equipo se ha quedado en el intento.

Al respecto, Xavi Hernández, mediocampista del Barcelona, señaló este día en conferencia de prensa que el resultado es muy desfavorable pero que el equipo intentará darle la vuelta sabiendo que es muy complicado porque el Milan se plantará en su propia cancha y reducirá los espacios buscando un gol en contra que sentencie la eliminatoria. Por si fuera poco, confesó que a la brillante generación culé de los últimos años no se le dan las remontadas por lo que esta ocasión será una nueva oportunidad para lograr ese pendiente que tienen con su afición:

Lee también   Le regalan a Maradona una moto acuática para mimarlo

«Esta generación todavía no ha hecho una remontada histórica y nos gustaría hacerla. Estamos en deuda con la afición, por lo que saldremos en tromba para remontar la eliminatoria», señaló el futbolista de 32 años.

«El resultado es muy desfavorable, quedan 90 minutos en el Camp Nou y el Milan se cerrará todavía más. Ellos defensivamente estuvieron espectaculares, no creamos sensación de peligro como normalmente hacemos. No fue buen partido», resumió sobre un encuentro en el que el Barcelona dominó el juego pero sólo tiró una vez a la portería.

Xavi, muy crítico con la actuación de su equipo, reconoció que les faltó frescura y jugar más rápido.

«Debemos crear espacios, ayer no estuvimos tan finos. Aquí intentaremos jugar más directos pero sobre todo abrir el campo. Debemos salir en tromba porque podemos hacerlo. Soy optimista, el equipo también», dejó claro Xavi sobre una posible remontada.

Xavi profundizó en las buenas condiciones que se encontrarán en el Camp Nou el próximo doce de marzo con respecto a San Siro el miércoles.

«La posesión será nuestra, el campo estará bien y no harán falta dos o tres controles. Debemos lograr que la pelota circule, disparar desde fuera del área, tendremos ocasiones», explicó el internacional español, que también recordó que habrá que tener cuidado con los contraataques porque «ellos salen como balas».

Finalmente el cerebro blaugrana descartó hablar de fracaso. «Es una palabra que no me gusta, desilusión sí, pero fracaso no es una buena palabra», concluyó.

¿Y ustedes, creen en la remontada blaugrana?