River Plate necesitaba vencer a Quilmes para asegurar el título de la Liga Argentina, el número 35 en su brillante historia, y lo logró de manera categórica. El equipo de la banda roja ganó 5-0 y se quedó con la copa.

Un gol de Fernando Cavenaghi al minuto 10 desató la locura de todos los presentes en el Estadio Monumental que lucía pletórico desde horas antes del inicio del partido. La hinchada de River, que había sufrido tantos en los últimos años, estaba hambrienta de títulos y un gol de Gabriel Mercado al ´24 le dio la tranquilidad y seguridad de que, por fin, volverían a dar la vuelta. La última había sido en el 2008 de la mano del Cholo Simeone.

La fiesta millonaria continuó con un golazo de Christian Ledesma que fue a dar el ángulo en el minuto ´63. El capitán, Fernando Cavenaghi, firmaría su doblete en el minuto ´70 y, finalmente, Teo Gutierrez le pondría el broche de oro al campeonato con un gol en los últimos minutos.

Vistiendo unas camisetas que presumían el número 35 y la leyenda “campeón” en la espalda, los jugadores dieron la vuelta olímpica triunfal en la pista del Monumental mientras la hinchada, con los flashes de las cámaras y con miles de banderas, complementaban una bonita escena que el hincha millonario no va a olvidar en mucho tiempo

El Monumental estalló de alegría, River volvió a ser campeón, River volvió a ser River.

https://s3.amazonaws.com/futbolsapiensbucket/wp-content/uploads/2014/05/2014.05.18-RiverCampeón.jpg

Lee también   El América apunta al fútbol argentino en busca de refuerzos