Después de protagonizar tremenda rabieta contra Pezzotta que le costó la expulsión, Ángel Cappa advierte en su blog que de ahora en adelante mantendrá una sana distancia con la prensa porque el momento de River así lo requiere: «seré mucho más parco con la prensa y apareceré lo menos posible».

En un escrito dirigido a la hinchada del Millo pidió disculpas por su conducta al término del juego contra Banfield, donde increpó airadamente al árbitro, y prometió no volver a repetir una escena así. En su defensa, alega que sí levantó la voz pero jamás ofendió o insultó; versión que se dimensionó en muchos medios.

En este sentido cuestionó el por qué al equipo no se le reconoce la voluntad de triunfo y su coraje para combatir hasta el último minuto. Ejemplica el caso de otros clubes que ganan de casualidad y nadie les pide argumento alguno para explicarlo, pero tratándose de River sí lo hacen, «el futbol que pregona su entrenador no aparece». Categórico y elegante, Cappa les responde a esos medios: «estoy acostumbrado a la exclusividad de esa exigencia».

Por último, resalta que no posee doble personalidad como se ha asegurado. No niega tener contradicciones como cualquier persona y deja muy en claro que en su equipo nadie está desquiciado.

Lee también   MADRID | Mourinho insiste en Adebayor