Aprovechándose del concierto efectuado por Paul McCartney y del próximo superclásico, miembros de barras bravas del Millo revenden boletos y lugares de estacionamiento en los alrededores del Monumental. Pero no todos.

Los hinchas violentos, grupos de choque, no tienen interés alguno en la música del Beatle o en sacar una lana haciéndola de revendedores. No, ellos van por el poder, a demostrar la ley del más fuerte con otros grupos y seguidores de River.

Previo al concierto, se efectuó una misa en memoria de Gonzálo Acro, hincha del Millo asesinado a balazos hace tres años dentro de un conflicto interno entre barras bravas. El homicidio se suscitó en un ambiente de hostilidad donde líderes de los grupos se disputan dinero y control.

Hoy, nuevamente aparecieron los tiros. Al terminar el oficio religioso, los Borrachos del Tablón, barra de River, fueron atacados a punta de pistola por los Patovicas, enemigos directos en la pugna del poder. Hasta el momento, se informa sobre un herido de bala.

¿Así o más calientita la atmósfera del superclásico?

Lee también   ¿Quién para campeón del Clausura 2015? (Parte 1)