El jugador holandés del Bayern Munich, Arjen Robben, empieza a perfilar lo que será el final de su carrera como profesional. En una entrevista a Bild, el extremo dio fechas tentativas para empezar a dejar el futbol.

Según reflejó As, Robben dijo que “un descanso este verano no vendrá mal”, considerando que Holanda no podrá estar en la Copa del Mundo Rusia 2018.

Con ese descanso, el zurdo espera repotenciar su físico para afrontar a un alto nivel los próximos retos. “Creo que aún me quedan dos años para poder seguir jugando al máximo nivel. Dependerá también de lo que diga el club, pero aún me veo con fuerzas para jugar en la élite hasta 2020“, aseguró.

Robben sabe que, a sus 34 años, tendrá ofertas de otras ligas entre las que destacan la MLS o la Superliga China. No obstante, el holandés no se apura en pensar en una respuesta: “son decisiones que hay que meditar con la familia y con los amigos mientras se cena algo en la cocina. Ya veremos”.

Lee también   Top Sapiens del fin de semana