Potencia, velocidad y sacrificio, eran los atributos característicos de Roberto Carlos en su exitosa trayectoria como jugador. Con el Real Madrid, club en el que su nombre se disparó hacia el estrellato, consiguió tres Ligas de Campeones, cuatro ligas, tres Supercopas españoles, una de Europa y dos Copas Intercontinentales. Tras su salida del club merengue en el 2007, Roberto Carlos jugó dos años en el fútbol turco con el Fenerbahçe, luego regresó a su país para vestir la camiseta del Corinthians y, finalmente, terminó su carrera en el fútbol ruso con el Anzhi.

En el último tiempo con el Anzhi, Roberto Carlos desempeñó un rol en el ámbito de la dirección técnica, aunado a su papel como jugador del equipo. Esta sería la antesala de su próxima aventura, una que comienza ahora en tierras turcas. El día de hoy, Roberto Carlos ha sido anunciado como el nuevo entrenador del Sivasspor en reemplazo del turco Riza Çalimbay. El nuevo equipo del brasileño finalizó duodécimo en la temporada 2012-13 de la Süper Lig turca, nunca han salido campeones y su máximo logro internacional ha sido una ronda previa de la UEFA Champions League en el 2009, donde terminó perdiendo ante el Anderlecht por un global de 6 a 3.

La afición recibió al ex lateral en multitud y con mucho cariño, depositando en él las esperanzas para que el equipo asuma un rol más protagónico en la liga.

Lee también   Luka Modric fue condenado a ocho meses de prisión