El delantero holandés Robin van Persie se retiró del fútbol profesional y lo hizo con la camiseta de Feyenoord de Rotterdam. Más de 100 partidos con «la naranja mecánica», y un buen número de trofeos y goles cosechados en clubes tanto en su país como en Inglaterra.

Galardonado dos veces como goleador de la Premier League, en donde jugó con Arsenal (casi 100 goles) y Manchester United (casi 50 goles). Titular en 102 partidos con la Selección Holandesa en los que marcó 50 tantos. Van Persie se despidió ayer domingo jugando en De Kuip, estadio del equipo de Rotterdam, que terminará como tercero en la Eredivisie.

El goleador fue homenajeado pese a que su equipo perdió ante el ADO. Van Persie fue fue sustituido en el minuto 90+2, momento en el que el estadio se puso en pie y tanto compañeros como futbolistas del equipo rival hicieron un pasillo de honor para despedir a Robin.

«Las Leyendas son para siempre» decía una pancarta desplegada por los hinchas locales. Porque también se despedía de su cargo el entrenador y exfutbolista Giovanni van Bronckhorst, quien será reemplazado por otro exdensor holandés, Jaap Stam.

Tras el partido, Van Persie dio una vuelta al campo junto a sus hijos y regaló camisetas a la tribuna mientras era ovacionado.

Ya con 35 años, el talentoso delantero se retira en el club en el cual debutó en el año 2001. Temporada en la que Feyenoord se alzó con la antigua Copa UEFA ante Borussia Dortmund.

Lee también   Forlán: "Cristiano pasó un día mirándose al espejo"